Dieta Macrobiotica

Miércoles, 17 Septiembre   

Originaria de países orientales, la dieta macrobiótica está ligada a filosofía de vida que busca la purificación física y mental, pues quienes la sustentan establecen que no sólo se trata de seguir determinado régimen alimenticio, sino también de adquirir autocontrol sobre el binomio salud-enfermedad.

La dieta macrobiótica se basa, principalmente, en la ingesta de cereales integrales, como arroz, cebada, maíz y trigo, los cuales se pueden comer hervidos, guisados, en sopa, tartas o croquetas. También es fundamental agregar a la dieta frutas y verduras de temporada, y para obtener las proteínas de origen animal que el organismo requiere se aconseja combinar los alimentos antes citados con carne magra (sin grasa) de vacuno, así como pollo y pescado sin piel.