Dieta Para el Asma

Miércoles, 17 Septiembre   

Muchas personas creen que la contaminación, polvo y polen, son los principales culpables de los ataques de asma en los niños. Sin embargo, los resultados de las investigaciones más recientes indican que la afección puede estar mucho más relacionada con lo que estos pequeños comen.

La idea de que un paquete de papas fritas puede ser peor para un niño asmático que la contaminación, no es completamente nueva. Durante años, varios países –entre los que se encuentran Estados Unidos, Gran Bretaña, Nueva Zelanda y Austria– han centrado sus investigaciones en este aspecto. Además de establecer la relación, determinaron que no se trata de modificar un alimento en específico para favorecer a los infantes que padezcan de asma, sino de establecer una dieta adecuada a sus necesidades, que pueda protegerlos de la afección.

Aunque hasta ahora los hallazgos son realmente contundentes, es necesario que se realicen estudios adicionales que respalden, contra toda duda, la teoría. Por lo pronto, puedes ir adoptando hábitos alimenticios que puedan ayudar a tu hijo a combatir el asma. Sin embargo, ten en cuenta que nuestras sugerencias no son, en ninguna forma, una sustitución al tratamiento que ha sugerido el pediatra que trata a tu hijo, sino un complemento. Es más, cualquier cambio en el menú diario del niño debe ser consultado con él.

Hace algunos años, científicos estadounidenses se trasladaron a Arabia Saudita, para comparar la incidencia de niños asmáticos con los casos observados en grandes ciudades de Estados Unidos. La dieta de los países orientales – en contraposición a los occidentales– suele ser rica en frutas y vegetales: de ahí que los investigadores se interesaran en Arabia Saudita y no en un país latinoamericano, por ejemplo.
dietas