Falsas creencias

Miércoles, 17 Septiembre   

Una de las causas puede ser tener falsas creencias acerca de la alimentación. Esto quiere decir que muchas veces el especialista recomienda una dieta a seguir y cree que el paciente entiende todo, pero en realidad cada persona tiene preconceptos sobre los alimentos, que pueden llegar a distorsionar lo que el médico les recomienda.

Esas creencias mayormente son acuñadas durante la infancia, o sea con las costumbres sobre la comida que tenía su familia, y a esto se le agrega todo lo que va comiendo a lo largo de su vida.

Estas ideas juegan un papel importante a la hora de una dieta porque llevan a cometer errores que pueden pasar desapercibidos. Lo recomendable en estos casos, antes de empezar una dieta, es realizar una “anamnesis” (que es un interrogatorio clínico que determina los antecedentes del paciente) alimentaria, lo que implica que se realice un detallado registro escrito de los hábitos alimentarios, por lo menos durante una semana.

De esta manera el médico puede determinar los errores involuntarios que el paciente comete a la hora de empezar una dieta.